martes, 22 de marzo de 2016

Mi opinión sobre el 8W


Hace ya más de tres meses que me encuentro realizando el programa 8W. ¿Qué es? Es un sistema de entrenamiento de alto rendimiento que busca quemar grasa corporal para ponerte en forma. --Aunque más allá de ése objetivo físico tiene muchos otros beneficios como fomentar tu fuerza de voluntad, tu constancia, tu fuerza física y mental, tu autoestima y tus capacidades deportivas--.

Después de esta experiencia realizando ocho semanas de entrenamiento y dos semanas del segundo round al que me inscribí, tengo mucho que decir. Considero que el futuro del deporte se encuentra en este tipo de programas. Por años fui al gimnasio, trabajé duro, hice todo lo habido y por haber y nunca vi los resultados que 8W me ha dado de manera inmediata. A la primer semana todo comenzó a ponerse en su lugar; a las tres semanas ya estaba tomándome selfies en bikini (¿quién no disfruta esa sensación?) y me sentía orgullosa de estar haciendo algo importante por mí. --Nunca había sentido mis piernas, cintura y brazos tan duros--. ¡Qué felicidad!

En mis compañeras de entrenamiento vi resultados muy buenos. Siempre percibí  a todos felices: bien dicen que el ejercicio genera cosas positivas y esa vibra se siente. Hice buenas amistades. Quiero mucho a mis entrenadores que se involucran en mi proceso y me motivan todos los días.

Desglosaré por puntos mis observaciones sobre este programa e incluiré consejos que creo son importantes para los nuevos.

Esta es una gran oportunidad, aprovéchela.

1- Punto uno y el más importante: sin dieta no hay resultados. La alimentación lo es todo. Hay que seguir el programa de nutrición que proporcionan en 8W. Ocho semanas de sacrificio por resultados de por vida. De verdad, ¡piénsalo!

2- Genera un ambiente de apoyo y compañerismo. Las cosas siempre fluyen mejor si eres sonriente, amistoso y buena onda. No seas una ostra aislada. Nadie necesita al Grinch en su salón.

3- Jamás te canses de los regaños o de la presión que ejercen los entrenadores en ti. Todos esos gritos valdrán la pena. Agradece y obedece.

4- No te permitas parar o echar la hueva. Es importante que te obligues a rendir todo el entrenamiento.

5- He conocido personas que llevan cinco 8Ws y que no se les nota nada. ¿Por qué? Porque no siguen la dieta.

6- Hay banda que paga el costo total del programa $5500 pesos. Compran la proteína, compran los guantes; van una vez y no vuelven. Eso me parece una jalada. Mejor donen ése dinero a la caridad. --8W es una buena inversión simpre y cuando asistas a todos tus entrenamientos--.

7- No dejes de tomarte la proteína por miedo a engordar. Eso es un mito y una tontería. Necesitas la proteína. En el 8W pasado tuve una compañera flaquísima muy marcada que no tomó la proteína y no bajo un gramo de grasa porque se quemó el músculo. La proteína lo que hace es proteger tus músculos para que quemes solo grasa. Tómatela.

8- No te claves con los kilos de peso que pierdes. Eso no importa. Lo más importante es bajar el porcentaje de grasa corporal.

9- Alégrate por el kicker del día, cuando a ti te toque serlo te sentirás muy feliz si todos te felicitan.

10- Apláudete a ti mismo esta entrega, este sacrificio, esta dedicación y al finalizar tu práctica reconoce en ti mismo a un atleta con mucho potencial. Tu eres tu mejor motivación.

11- No creas que por hacer tanto ejercicio diario te pondrás buenísima, sin la dieta no llegarás a tu meta, te lo garantizo. Mucho menos si tomas alcohol durante este periodo.

12- Creo que este programa es para todo el mundo. He visto señoras de más de 60 años, personas con sobrepeso que rebasa el límite de lo sano y personas con lesiones físicas: todo el mundo lo ha logrado. La cuestión está en si realmente tu crees que eres capaz o no.

13- Durante tu entrenamiento jamás te detengas. El diseño de este programa tiene tiempos muy específicos para elevar el ritmo cardiaco y comenzar a perder grasa. Si paras por desidia o te consientes perderás mucho más de lo que crees. Oblígate a hacer los ejercicios sin parar ni un segundo.

14- La música que ponen en 8W podría gustarte o podría ser lo peor que te ha pasado. Cambia todos los días: hay un día de puro rock, otro día de pop, otro de reggaeton, otro de hip hop y otro de electrónica. No esperes escuchar playlists muy sofisticados o con un sentido musical elevado.

15- Si eres un yogui que está acostumbrado a prácticas más tranquilas y sin tanto ruido piensa si realmente quieres entrar al 8W. Aquí los entrenadores gritan, no quitan el dedo del renglón, son intolerantes con la impuntualidad (tienes solo cinco minutos de retraso para poder entrar a la clase), bromean, presionan y te observan para que logres sacar tu máximo potencial. --Incluso podrían castigarte por no asistir un día o por no realizar los ejercicios como deberías--. Son todo, menos sutiles. 
Si eres intolerante a la crítica constructiva podría molestarte.

16- Es muy importante que te tomes unas fotos comenzando el programa y otras fotos terminando. No para compartirlas con nadie, sino para ti mismo. Así podrás ver los resultados y no ponerlos en duda por ningún motivo. Bajes o no bajes de peso verás como todo se pone en su lugar.

17- A 8W no te puedes inscribir cuando quieras. Los programas comienzan cada ocho semanas. Mantente pendiente de los días de arranque si te quieres inscribir. Y checa qué 8W te queda más cerca de tu casa. Hay muchas sucursales. 

18- En 8W como parte del programa te agregan a un chat de Whatsapp en el que todas las personas que comparten entrenamiento contigo están dentro. Ahí los entrenadores comparten fotografías del kicker del día, temas de interés, avisos sobre las clases, etc.  El chiste de este chat es motivarse y crean un ambiente ameno. Participa. Así todo funciona mejor.

19- Encuéntrale el gusto a golpear al muñequito que tienes enfrente. Verás que rico es darle con todo y sacar lo que sea que traigas.

20- Por último, no creas que por hacer un 8W tu cuerpo se mantendrá como quede para siempre. Tienes que continuar haciendo ejercicio y cuidando tu alimentación. Ya lo sabes.