martes, 22 de marzo de 2016

10 de 10: cosas que hacen los novios controladores


Podrías estar en una relación que según tú es muy sana, pero el control, los celos y las inseguridades no deben ser parte del juego. Analiza a fondo si realmente estás con la persona correcta. Tu libertad y desarrollo personal no deben verse truncados por ningún motivo.

1- Les causan conflicto tus relaciones amistosas con el sexo opuesto
Cualquier amigo que tengas representa una amenaza. No cree en que puedes tener verdaderos amigos sin que suceda nada sexual. Siempre vincula el cariño que te tienen con deseos pasionales. El león cree que todos son de su condición…

2- Tus logros personales no son un motivo de dicha para ellos
Dentro de más cosas logras, más inseguro lo haces sentir. Tu independencia y desarrollo sin obstáculos lo hace sentir amenazado. Es por eso que no se alegra ni celebra ninguno de tus triunfos. Lo que le gusta es tenerte sumisa y codependiente.

3- ¿Un viaje sola o con alguien más? Ni pensarlo
Tenerte lejos es algo que no sabe hacer. No permite que disfrutes de la mano de alguien más. Además todo lo que puede pasar durante el viaje le aterra: que conozcas a alguien, que te des cuenta de lo feliz que eres lejos de él o que te den ganas de seguir un nuevo camino.

4- Necesitan de ti para cualquier cosa que hagan
Puede ser desde una comida familiar, hasta la cosa más tonta como ir a comprar unos tenis. Quieren que siempre estés cerca. Dependen de ti aunque no quieran aceptarlo. Controlan tus tiempos y anteponen sus prioridades a las tuyas. Siempre ellos primero.

5- Opinan demasiado sobre tu forma de vestir y arreglarte
Que si la falda está demasiado corta, que si la blusa está demasiado escotada, que si la boca se te ve demasiado provocativa con ése lápiz labial. Critican la forma en la que te arreglas o las fotos que te tomas para las redes sociales. Viven en una relación como de hace 100 años.

6- Lo que ellos consideran incorrecto debe ser también tu forma de pensar
Si ellos ven mal que las mujeres tomen tu también debes pensar así. Si no están a favor de cierto partido político, ciertas preferencias sexuales o de la simple evolución del mundo quieren que los apoyes en esa mentalidad retrógrada. Lo que ellos dicen en ley.

7- Llaman demasiadas veces al día para checar qué estás haciendo
Una llamada al día no es suficiente. Marcan muchísimas veces para ver dónde estás, qué andas haciendo y quién te acompaña. En los casos más severos hasta fotografías requieren del lugar en el que estás para creerte. ¡Qué destructivo!

8- Tienes que recurrir a mentiras frecuentemente para mantenerlo “contento”
Te estás convirtiendo en el tipo de persona que llama a sus amigas para decirles qué sí deben de decir y qué no. Ocultas tus fotos etiquetas del Facebook, vives aterrada de que alguien diga algo fuera del lugar. Tienes que vivir atenta a los comentarios para que nada lo altere o lo haga sentir inseguro.

9- Mal interpreta mucha de la información que le das
Estás contando una historia bonita, agradable, sobre cualquier tipo de tema y surgen detalles que lo alteran y que hace que te cuestione. De lo más simple se desarrolla un pleito gigante. Todo es culpa de su inseguridad y su falta de confianza.


10- Vigila muchas cosas de tu vida que son decisiones personales
La relación que tienes con tu familia; qué amigos te convienen y cuáles no; en qué inviertes tu dinero; cómo te cortas el pelo y todo este tipo de cosas personales son parte de las cosas en las que se involucra sin permiso y sintiendo que tiene todo el derecho.