martes, 22 de marzo de 2016

10 de 10: sí, es un hecho, tu suegra es una pesadilla


Cuando te casas jamás te imaginas el paquetito que te estás echando al brazo al aceptar a la familia de tu pareja. Suerte para aquellos que les toca una familia respetuosa y buena onda. Otros sufren estos 10 puntos para siempre.

1- Opina sobre tu apariencia: se mete contigo
Critica tu forma de vestir, de actuar, de observar las cosas, e incluso es capaz de meterte en problemas con tu pareja por sus comentarios cizañosos. Tu familia también forma parte de su repertorio de críticas. Siempre tiene algo que decir. No es capaz de quedarse callada. 

2- Se te quiere pegar a todos tus planes de pareja
No entiende que tu privacidad y los planes con tu marido son punto y aparte. Quiere que la lleven a todos lados; que si a ti te compran un regalo a ella también le compren otro, y así. Se comporta como una niña chiquita. Tienes que cargar con ella para todos lados. Pobre de ti.

3- Crea cizañas entre la familia
Le gusta contar lo que le cuentas y viceversa. No se puede confiar en ella. Cualquier secreto que le expongas será revelado. Así que ten cuidado porque por querer quedar bien con todos te puede meter en muchos problemas.

4- Es una mujer fachosa: su apariencia no es agradable
Nadie quiere una suegra que siempre está en pijama con los pelos parados. Una mujer así refleja depresión, descuido y poco interés. Qué feo que te haya tocado una persona que siempre transmite mala vibra por su flojera y facha. Nada como una suegra limpia y bien presentada.

5- Cree que sus ideas son ley
Sufre el síndrome de “todóloga”, lo que diga es la verdad absoluta. Ella lo sabe todo, ella lo ha visto todo; tú no tienes nada que aportarle. Lo que ella no sabe es que no hay nada que avejente más que ésa actitud senil. Los ancianos del futuro; los realmente visionarios están abiertos a aprender de las nuevas generaciones.

6- Es dura, no es una mujer fácil y cariñosa
Aunque tú tratas de ser muy linda, afectuosa y platicadora es imposible. Hay una gran barrera construida que no permite que nadie pase. Mejor no te esfuerces tanto. Acepta que es fría, acepta que tu responsabilidad no es agradarle ni quitarle lo sangrona. Solita la vida le irá enseñando.

7- Jamás te ha tenido una atención
Aunque tu tengas millones de detalles con ella, ella jamás los tendrá contigo. Tal vez es coda, tal vez es poco detallista, o tal vez simplemente es una mujer que no le interesa ni dar ni recibir. Todo lo que hagas bueno piensa que lo haces por el amor a tu pareja y no por ella. Deja de esperar.

8- Está obsesionada con su hijo
Híjole, yo creo que no hay nada peor que esto porque no importa que hagas o digas, jamás serás suficiente mujer para su niñito. Está poseída por su crío. Lo sigue viendo como si fuera un bebé de 10 años. Incluso cuando lo ve usa palabras como: “pobrecito”, “mi chiquito”, “cómo sufre”.

9- Quiere ser la protagonista siempre
Ella es el centro de atención: su voz es fuerte, estruendosa; ella tiene las mejores anécdotas. Las mejores observaciones. Es imposible ganarle. Vive en una competencia imaginaria muy insana. Ríndete, qué flojera.


10-Juzga todo a través de su mente cerrada
Si te toco una suegra de esas que todo le espanta dale la vuelta. No detengas tus gustos por sus mocheses. No necesitas eso en tu vida libre y abierta. Sé tú, enfrenta desde el día uno e impón lo que tu crees y lo que será tu hogar, con o sin ella.