lunes, 30 de marzo de 2009

Cubos de basura

Una mezcla mágica se ha reunido en lo que yo llamaría la mejor idea fabulosamente sencilla. Con tantos puntos artísticos a su favor, ¡Qué es necesario enumerarlos! 1- diseño 2- contenido 3- metáfora 4- ironía 5- localidad perfecta y 6- Utilizar la idea de "los objetos únicos". Después de leer este texto supongo que se preguntan ¿Qué es y de quién es eso?. La respuesta es nycgarbage por Justin Gignac. Su creación consta en vender basura, escarbando los botes de basura de New York para encontrar pases de metro, boletos de teatro en Broadway, y otras cosas neoyorquinas. Llenando unas cajas plásticas cuidadosamente con todos los objetos que recogió. Cada caja es única y no tienen líquidos ni olores. Los cubos están firmados, numerados y fechados, haciéndolos perfectos para todos aquellos que quieran su propia pieza del paisaje de New York. Ya van más de 700 cubos vendidos en 41 estados y 19 ciudades. Véanlos y  visiten su página.










10 comentarios:

Omarov dijo...

me gustan los cubos , pero con basura que se vea como de lo que tira un turista a la basura, boletito del museo metro, mas cosas, de todas forma cualquier cosa dentro se puede ver muy bien.

bien bien Yaninne

le echaste todo el veinte

Alex Deer dijo...

ahh, lo que es tener una buena idea y lo que es el ocio humano XD ahaha
yo quiero mi cubo D:

Sebastián dijo...

aaaaaaaahhh yo quiero unaaaa. Que idea más interesante. Me gusta que en cada cubo se conservan las estéticas. Primero la de algo bien hecho y artístico y además también la "estética", por decirlo de alguna manera, de la basura. Como que no deja de ser basura pero al mismo tiempo es un producto artístico. Y además a un precio bastante accesible. Es cierto que no cualquiera va a gastar 100 dolares en un cubo con basura pero tampoco es un precio excesivo. Y a mi no me parece producto del ocio, me parece producto de una mente creativa que aprovecha lo que tiene a la mano. Quiero la mía!!!! Un saludo!

Sebastián dijo...

Ooh me acabo de dar cuenta que no todas cuestan 100 dolares. Hay algunas de 50! Más accesible y asi compro dos jajaja.

Brainwashed poet dijo...

interesantes los cubitos aunque por sí solos creo que tienen más relación con los souvenirs clásicos que con piezas de arte. La evidente ironía (los turistas compran cualquier basura que los haga verse o sentirse cosmopolitas) que usa el autor enriquece más el discurso estético, pero lo realmente interesante sucede cuando son comprados; el discurso estético se completa, es decir lo verdaderamente artístico es no sólo el cubo con basura sino el consumo de estos cubos, esto le da un montón de lecturas desde irónicas, pop hasta apologías a lo cotidiano.
Buen Blog, lo leo seguido aunque creo que es la primero vez que comento.

Acá otro de arte contemporáneo:
http://accidentesperfectos.blogspot.com/

Anónimo dijo...

gracias por mis 5 trashy minutos de arte!! besos!!

caramelito de menta!!

Raúl Méndez Velázquez dijo...

Aparte de ser gracioso el tema, creo que como se comenta mas arriba termina siendo algo ironico y terminan siendo como retratos de una sociedad de consumo que autoconsume sus desperdicios.

Alex dijo...

imaginate el día que este pibe encuentre que alguien descartó uno de sus cubitos, el día que meta al cubito dentro de otro cubito...
etcéterNa

gmt dijo...

LOVE YOUR BLOG

i am addicted


xxx

http://www.gorgingonspace.blogspot.com

Maria Videl y Aeroneph dijo...

:o que padreee!