martes, 22 de septiembre de 2015

Objeto de deseo: galletas de raperos para todos

Para los amantes del rap este objeto de deseo será lo más padre que vean en muchos años. Se trata de un set de cuatro moldes para hacer galletas o hot cakes de raperos. Sí leíste bien: galletas de raperos. La cajita incluye las caras de Eazy-E, Biggie y 2Pac. Tres de los mejores representantes del género.

La idea completa se llama “Baking with my homies” y es hecho por una marca que tiene productos muy divertidos para la cocina. Todos muy útiles pero además con un toque simpático para darle un toque loco a todo lo que te comas.

Me parece una gran idea tenerlos para cuando hagas una reunión en casa o para cuando quieras llevar un regalo original a una fiesta y lucirte.

La manera de usarlos es muy sencilla: solo debes tener la masa para galletas lista, aplanar un pedazo, estampar la cara del rapero, meter al horno, sacar y decorar.
Si tu novio es fan del rap, qué mejor regalo que un paquete de estas galletitas.


Link: www.vat19.com
Precio: 10 dólares.

Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

Top 10: señales de que una pareja no durará


Recientemente más de la mitad de mis conocidos se están divorciando. Lo más loco es que no llevan ni dos años de casados. Qué será lo que está haciendo que esto suceda. Analicemos. El amor no es lo único que se necesita.

1- No se miran a los ojos
No se ve esa complicidad, ese lenguaje propio que las parejas enamoradas tienen. No se hablan con la mirada, no se contemplan, no se procuran visualmente. Pueden pasar la noche entera en una fiesta sin cruzar miradas.

2- Estando en un mismo lugar no están juntos
El mismísimo día de su boda los ves separados: uno con sus amigos por un lado, el otro en la otra esquina con sus brothers. El día más especial de su vida no lo comparten; se sueltan y no se necesitan. Cuando van a fiestas pasa lo mismo: no disfrutan del evento juntos, cada quien lo vive por su lado.

3- Se ocultan muchas cosas
Si analizan de fondo, realmente no saben con quién están casados. No conocen el alma de quien duerme a su lado y no saben los pequeños detalles de su vida que tal vez son importantes. Si son infieles jamás sueltan el celular, ninguno sabe sus contraseñas, rara vez se comunican dónde estuvieron durante todo el día.

4- Tener sexo es algo que sucede muy rara vez
No hay una conexión sexual sólida. El hacer el amor es una rutina que evitan y que les da flojera ejercer de manera frecuente. Cada uno está en su rollo. Siempre  hay uno que evita este contacto bajo cualquier pretexto.

5- Uno está clavadísimo en algún tema que al otro no le interesa ni un poco
Tal vez uno se vuelve maratonista, está clavado con el ejercicio y estar sano. Y el otro solo piensa en fiesta, borracheras y desveladas. Ambos comienzan a estar en canales distintos. No hay un punto intermedio de convivio en el que los dos disfruten y conecten.

6- Aunque ya está muy mal su relación siguen teniendo hijos
Alguno de los dos tiene miedo de separarse y su manera de seguir atado al otro es reproduciéndose. Están teniendo hijos que no planean, que en el fondo realmente no querían y que cada vez los distancian más. Esto resulta de cierto modo hasta enfermizo.

7- Alguno de los dos es mala copa
Cada vez que bebe, el mala copa avergüenza al otro. Hay uno en esa relación que no está funcionando socialmente. Sus actos vergonzosos están aislando al otro de sus amistades y de su vida equilibrada. Estar pegado al alcohol no le resulta divertido o bueno al otro, así que eso los lleva al conflicto.

8- No se admiran mutuamente
Lo más importante en una relación es admirar a tu pareja. Tal vez no es el rey de un país entero o un hombre muy poderoso, pero sí debe ser alguien que le echa ganas y que tiene la necesidad de ser cada día mejor persona. Si no se tiene esto, no se tiene nada.

9- Uno de los dos no tiene grandes aspiraciones y el otro sí
Tal vez uno tiene sueños que el otro no comparte. Tal vez uno es muy ambicioso y el otro no tiene un gramo de ambición. La visión distinta del futuro hace que la idea de estar juntos para siempre se esfume.

10- No respetan la independencia de cada uno
Están pegados todo el día y todo el tiempo. Uno le prohíbe al otro tener amigos, una vida social activa o realizarse de manera independiente. No hay un equilibrio de convivencia y libertades. Uno está truncando la felicidad del otro.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)


Leon Golub: Bite Your Tongue en el Tamayo

Leon, el artista que se conmemora en esta exposición tiene algo muy claro: el arte debe funcionar como un espejo de las experiencias colectivas que la humanidad va viviendo. El arte debe convertirse en ese documento que testifica lo que en el mundo se ha ido desarrollando. Sobre todo que arte sirva para pegar de gritos con respecto a las injusticias, desigualdad, el abuso de poder y los malos gobiernos. Que el arte sea el canal para expresarse y desahogarse.

Los antecedentes e influencias del artista incluyen una vida dura por haber participado en la Segunda Guerra Mundial; un grupo de amigos locos y una pareja amorosa involucrada en la misma lucha por la igualdad, Nancy Spero, y el hecho de ser un producto artístico de post guerra. Siempre creando obras con mucha tendencia hacia el expresionismo abstracto. Plasma las atrocidades cometidas a la humanidad, a sus líderes, a las situaciones injustas a las que un visionario puede ser sometido o incluso el afán de lucha de ciertos grupos que buscan algo para su pueblo.
Leon Golub, desgraciadamente murió en 2004, no logró ver este homenaje que se le hace en México, pero nos alegra tener el placer de poderlo observar nosotros y darnos cuenta de que en esa época sí hubo muchos artistas comprometidos con el mensaje y el arte de transmitir un sentimiento.

La muestra recorre desde los inicios del pintor en los que dibujaba el cuerpo humano de manera simple y hasta romántica me atrevería a decir, hasta los últimos cuadros que eran un reflejo de recortes de periódico con noticias impactantes que coleccionaba. También hay una sección con dibujos mitológicos y alegóricos más efímeros.
En la actualidad sobran artistas que hagan este ejercicio que Golub realizó por años, pero quien comenzó con esta idea de los periodicazos convertidos en cuadros y la protesta constante introducida en los museos fue él. Así que vale la pena ver a uno de los precursores de los movimientos activistas.

Hasta el 7 de febrero de 2016.





Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

domingo, 13 de septiembre de 2015

Top 10: cosas que indican que estas cero actualizado


Vivir al día no es cosa fácil. Mantenerse informado es una tarea difícil, algunos lo logran otros se quedan en la época de las cavernas.

1- No sabes qué es un gif
Hay imágenes en Internet que tienen movimiento, eso es un gif. No te confundas con un video. Y para que te actualices, se están poniendo de moda en las redes sociales. Si no sabes qué es esto, seguro tampoco tienes ni la menor idea de qué es Tumblr.

2- Sigues rentando películas
Tu manera de ver películas sigue siendo la más anticuada de todas: tienes una membresía en un centro de rentas, las pagas por día y tienes que ir a regresarlas. Ese es tu proceso, mientras que ya existe Netflix y cientos de páginas más para que veas miles de películas por un monto mínimo al mes.  Osea hello.

3- Pagas por porno
Hay millones de páginas con contenido sexual gratis. De todo y para todos los gustos. Me parece lo más desactualizado del planeta que pagues por porno habiendo tantas cosas locas gratis. Por más torcidos que sean tus gustos, ¿por qué pagas? Aprende a buscar buenas fuentes.

4- Crees que Twitter es la red social más cool
Si alguna red está por desaparecer es Twitter. Ya casi nadie la pela, todo el mundo está abandonando sus cuentas y tu todavía sigues tuiteando 20 cosas diarias; tu vida entera. Es hora de modernizarte y abrir otro tipo de redes que estén en tendencia.

5- Te acabas de enterar o ni siquiera sabías que el matrimonio gay ya es legal en todo México
Según tú ya es hora de que haya igualdad, lo que no sabes es que eso ya es una batalla ganada. Los gays ahora tienen los mismos derechos amorosos que los heterosexuales. Es más, el adoptar bebés también ya es algo permitido. ¡Urra! ¡Vamos caminando hacia el futuro!

6- Sigues comprando tus viajes en una agencia de viajes
¿Es neta que sigues cotizando tus viajes por medio de una agencia?, ¿es neto que viajas en tour cual abuelo de 80 años? No manches, por favor, ponte a investigar sobre el país que vas a visitar, agárrate los pantalones y recórrelo solo. No necesitas a una señora en el micrófono de un camión diciendo “de su lado derecho verán”. Además, los precios más baratos en vuelos están en Internet, no en una agencia.

7- Cuando hablan de ayahusca y plantas sagradas tu haces cara de “what?”
No te estoy diciendo que pruebes todo lo que hay allá afuera, pero sí es estar desactualizado no saber lo que es la ayahuasca y la tendencia medicinal naturista que está teniendo el mundo. La gente está explorando las capacidades de su mente y están tratando de expandir su conocimiento espiritual, debes leer algo al respecto. Saber es poder.

8- Crees que viral solo son los virus
Todo lo absurdo o interesante que se populariza en Internet se convierte en contenido viral. No solo los virus son una plaga, también lo son los memes, los videos de cosas ridículas y hasta una que otra mentira que se convierte en realidad. Actualmente no hay nada más viral que lo que está online.

9- Según tú los vegetarianos solo comen lechuga
Hay un mundo de posibilidades para comer sano. Incluso ya hay súpers de cosas saludables deliciosas. Los veganos y vegetarianos comen riquísimo, y tú, sigues pensando que no comer animal implica comer pasto. Para tu información hay hasta pasteles y panes hechos libres de animal. Es momento de actualizar tu pirámide alimenticia.

10- No compras nada por Internet porque piensas que te van a robar
Los sistemas de seguridad a través de Internet son mil veces más seguros que cada vez que firmas algo en una simple taquería. Es más probable que te clonen la tarjeta en cualquier establecimiento que en la red. Modernízate, confía en todo lo online.
 

Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

1ra Bienal Nacional del Paisaje en el Museo de arte Carrillo Gil

Ni la palabra paisaje, que pareciera algo que se define de la misma manera por todos los seres humanos, tiene una sola visión o perspectiva. Cada uno ha experimentado a lo largo de su vida miles de distintos paisajes, pero hay algunos tan memorables que se quedan grabados para siempre en el corazón de quien los valora. La cultura, la historia y los parámetros geográficos también determinan una definición distinta del término. Esta bienal viene a dejar eso muy en claro.

El paisaje en la pintura siempre ha sido una constante, desde principios del siglo XVII a la fecha. Y gracias a estas fotografías dibujadas es que hemos podido ir viendo la transformación que el mundo sufre día con día. Desde la llegada de la tecnología y el cableado, hasta la erosión natural que cambia por completo una composición cualquiera.
El paisajismo es un género artístico que ha perdido valor. La gente ahora quiere arte contemporáneo. Los paisajistas comienzan a quedar en el olvido. Se valora más un simple pedazo de cartón apachurrado que un cuadro hiperrealista que requirió horas de dedicación. Por eso esta muestra se aferra a rescatar lo perdido de una de las expresiones artísticas más importantes de la historia.

Los artistas invitados exploran diferentes cuestiones de interés general: el territorio, la economía social y política, los problemas ambientales, la evolución y la necesidad de la sustentabilidad. No necesariamente se refleja solo el paisaje natural, sino también el urbano, ese paisaje que nos acompaña en nuestro día a día y que es parte de nuestra visión estética.  

Algunos de los artistas seleccionados: Adela Goldbard, Álvaro Verduzco, Calixto Ramírez, Colectivo Estética Unisex, Fernando Brito, Francisco Westendarp, Hernaín Bravo, Javier Hinojosa, Néstor Jiménez, Oliver Yocupicio, Rafael Uriegas, Sebastián Beltrán, Walter Shintani y Yóllotl Gómez Alvarado.

Vale la pena ver las distintas perspectivas de cada uno.

Museo de arte Carrillo Gil
Abierta al público hasta el 21 de septiembre.

Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

10 cosas que están suprimiendo tu glándula pineal

¿Sientes que últimamente no sueñas, no tienes creatividad o estas bajoneado? Según el mundo místico y las últimas investigaciones, la glándula pineal es la responsable de los sueños, la creatividad, la visión cósmica y la conexión con el todo. Sin esta parte del cerebro el hombre no podría desarrollar el famoso tercer ojo. Hay varios factores de la vida cotidiana que calcifican la pineal. Lee con atención y descalcifica la parte más importante de tu cuerpo

1- Pensamientos negativos
Estar pensando siempre en negro suprime tu glándula pineal, la atrofia y prohíbe que se estimule. Evita ver siempre lo malo. Trata por lo menos una vez al día de evitar el lado negativo de las cosas. Piensa que tu futuro está iluminado y aprende a confiar en el destino.

2- No uses bulbos fluorescentes
La luz también influye en tu pineal. Es importante que la luz de tu casa sea lo más parecida a la luz del sol. Esos focos ahorradores de energía blancos son pésimos para un estado óptimo de tranquilidad. Si quieres ahorrar pero armonizar debes invertir en focos de leds.

3- No le estás dando a las piedras la importancia que tienen
No creas que es cosa de hippies cargar con cuarzos, opalos y amatistas. Las piedras tienen un efecto sobre ti muy poderoso, es importante que creas en ellas y las cargues. Es bueno tener un cuarzo sobre tu cojin, otro en la bolsa del pantalón y otra para ponerla sobre tu frente cuando medites.

4- Estás rodeado de mercurio
Las vacunas, los productos dentales y las tapaduras de muela plateadas tienen mercurio. No tienes idea de lo altamente tóxico que es. Es importante que lo evites y que vayas con el dentista y cambies esas tapaduras por porcelanas. El mercurio es una sustancia que calcifica la glándula pineal.

5- No te importan los superfoods
Sigues sin investigar o sin enterarte que hay unos productos llamados superalimentos que brindan millones de nutrientes y beneficios a tu salud. Las algas como la espirulina, la clorofila y el pasto te trigo son lo máximo para tu glándula. Ve a las tiendas saludables y compra un frasco de estas. Inclúyelas en tu dieta.

6- Estas tomando agua de la llave o tu filtro no lo has cambiado en años
El agua de la llave o el agua que no está bien filtrada puede tener metales pesados que supriman tu glándula pineal. En cambio el agua alcalina arrasa con esos metales pesados que estas absorbiendo y promueve la desaparición de las toxinas en tu cuerpo. Pon atención en los detalles aunque te parezca exagerado.

7- Estas viendo demasiada televisión
La televisión al igual que todos los aparatos electrónicos liberan radiaciones que te distraen, suprimen tu creatividad y por supuesto calcifican la pineal. Date cuenta cuántas horas de tu día estás invirtiendo en esto. Libérate un poco de tanta información y trata de meditar media hora por día. Hay tutoriales de youtube que pueden enseñarte a hacerlo.

8- No te permites amar
El cariño, el sentido de pertenencia, la caridad y la pasión son factores que promueven la segregación del DMT de manera natural. Esta es la sustancia que tu glándula pineal necesita para abrir tu tercer ojo. Así que permítete sentir. Aprende a amar. Estimula lo mejor de ti.

9- Comes muchos alimentos procesados
Dentro de más químicos y artificiales, más llenos de sustancias malignas que suprimen tu pineal. Trata de comer lo más natural posible. Si tienes antojo de un chocolate cómete uno que sea 70% cacao y no uno de barra de la tiendita de la esquina que ni contiene realmente chocolate. Lee sus etiquetas, dicen “barra sabor chocolate”, más no que tengan chocolate de verdad. Apuesta por lo real.


10- Eres un escéptico descarado
Es muy respetable el creer o no creer en nada, cada quien sabe cómo lleva su vida acabo. Yo solo te recomiendo que tengas fe en algo. Que pongas un poco de tu espiritualidad en manos de alguna divinidad, de la misma naturaleza o que creas en los milagros de la vida misma. El lado espiritual es importante para conectar con todo. No seas un descarado. Intenta tener fe.


Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

Objeto de deseo: Skinny dip

Hay una tienda en Londres que tiene los mejores cases para iPhone de la historia. Me fascinaron porque no son los típicos hechos de un material rígido y con un estampado original. Estos cobran una forma tridimensional por su diseño que hacen parecer a tu celular cualquier otra cosa menos un teléfono.

Mis favoritas son las fundas en forma de jugo, leche y refresco. Me gusta su paleta de colores pastel, el material que usan y las frases que les agregan. Venden cosas muy tiernas y no escatiman en detalles. Se que les fascinarán.

Además, si exploran un poquito más la página encontrarán que también venden bolsas, stickers hechos en piel, audífonos locos, cables para cargar el celular y monederos. Todo está padrísimo.

A lo mejor y terminan muy endeudadas después de darle click a su sección de bolsas. Échale ojo ya.



Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)


Gustav Metzger, debemos convertirnos en idealistas o morir

Hay muchas cosas que pueden marcar la vida de un ser humano; en el buen sentido o en el peor de ellos. Pero sobre todo hay dos que jamás se olvidan: el dolor y las ilusiones. Y la guerra es capaz de crear y destruir ambas. Metzger fue rescatado de un campo de concentración en 1939.

Para Gustav Metzger crecer en la época en la que se desarrolló el Holocausto, y ser una víctima de él, lo marcó para siempre. Determinó sus pensamientos, sus posturas ante la vida y lo inspiró para crear arte que promueva la paz y el respeto social. Es más, podríamos decir que tiende más al activismo que al arte mismo. Me gusta mucho que lo que realmente busca es enviar un mensaje; es un artista comprometido con la visión cósmica.
Esta es la primera exposición que se hace del artista en México y la han armando bastante bien, pues contiene piezas desde 1959 hasta la fecha. Digamos que le han hecho una retrospectiva muy completa. Las tres más importantes, a mi parecer, sí están: como son los manifiestos que desarrolló de 1959 a 1969, el Destruction in Art Symposium [Simposio sobre destrucción en el arte] de 1966, y su llamado público Three Years Without Art 1977–1980 [Tres años sin arte, 1977-1980].

Abarca temáticas fuertes como la degradación ambiental, las injusticias, las armas nucleares, los alimentos genéticamente modificados, la guerra y la extinción. Promueve y provoca un pensamiento crítico en el espectador. Dice que hay que explotar esa capacidad destructiva que tenemos de manera implícita como seres humanos, pero no en la sociedad destruyendo lo que nos rodea o a los demás. Su filosofía es explotar ese lado intenso en la estética y el arte para generar grandes cambios.

Gustav tiene dos conceptos que definen su obra: el “arte autodestructivo” y el “arte autocreativo”; es decir, obras que, mientras se crean, simultáneamente se destruyen, y obras que al ser producidas continúan creciendo y transformándose.
No todo lo que se destruye desaparece y no todo lo que se crea prevalece. Así es como funciona el arte de este artista.

Vale la pena visitar su exposición.


Museo Jumex, hasta el 25 de octubre de 2015.



Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

martes, 1 de septiembre de 2015

Me asaltaron en plena clase de inglés: Inclub by INGLESCO


"Buenas tardes, vinimos a asaltarlos. No queremos matarlos ni secuestrarlos, por eso van a tener que cooperar para que nuestro operativo salga bien", dijo el hombre dientón —cuya camisa estaba a punto de dar un botonazo debido a su abultada panza—, que entró al salón justo a la mitad de la clase de inglés.

Hace unas semanas me ofrecieron un trabajo como colaboradora de la ONU. Me iré a África y uno de los requisitos es que tengo que llegar con un inglés pasado de lanza, o sea que esas confusiones que a veces tengo cuando digo el pasado en futuro y el futuro en presente no son aceptables. Tampoco puedo darme el lujo de hablar con esa pronunciación onda Salma Hayek que luego me cargo. En fin, el punto es que me tengo que lucir si quiero seguir viajando por el mundo con estos cuates. Por eso decidí meterme a clases de inglés a unas cuadras de mi casa.

La escuela está en Benjamin Franklin, esa línea fronteriza entre la Condesa y la Escandón, en la delegación Cuauhtémoc, del Distrito Federal. Se llama Inclub by INGLESCOEl dueño de la escuela, un tipo de León Guanajuato como mi rey new rich, en un arranque de creatividad, decidió que los salones de clases serían temáticos. Hay uno que se llama Rockstar y tiene guitarras, cassettes y micrófonos pegados en la pared. Otro se llama New York y, como podrán imaginar, tiene a la Estatua de la Libertad en distintas versiones. El salón Tíbet, dizque el más zen, tiene cuadros con budas, sillones a nivel de piso y el pizarrón tiene un marco de piedritas de río, de esas que usan los que creen en el feng shui.

El jueves 6 de agosto tuve clase a las 4:30 de la tarde en el Tíbet. Sólo éramos cuatro alumnos: Una chica que me cae gorda porque trabaja para Peña Nieto y lo ama (siempre nos peleamos en inglés por asuntos de política), un nerd que habla como ruco de 70 años y se sabe todas las reglas gramaticales, y que además siempre me ve con cara de asombro porque un día hablé de hongos alucinógenos en la clase y se le hizo “muy loco”; y otro tipo que en mi vida había visto: 18 años, muy nalgón, de esos hombres que tienen como cadera de mujer, lleno de barritos de puberto y con una revista sobre videojuegos en la mano. Cuando vi el cuadrito completo pensé irónicamente: “uta, hoy se va a poner bueno”. Y madres, sí que se puso.

"Hoy vamos a jugar Jeopardy para practicar vocabulario", dijo nuestro maestro —originario de Jersey— en un intento de hacer una dinámica distinta. Hizo dos equipos. A mí me tocó con el puberto adicto a los videojuegos y al nerd y a la Peña Nieta en otro.

Soy la mujer menos competitiva del mundo cuando se trata de juegos escolares. Me vale perder. En cambio, parecía que la vida de mi compañero de equipo dependía de la victoria. Es el típico teto que reclama puntos y reglas del juego. Lo estaba odiando, sobre todo cuando sacó su revista de videojuegos, rompió el empaque de plástico, la olió y dijo: “Amo este olor, vivo por los videojuegos”. Además, no le bastó con lucirse con la fregada revista, se atrevió a nombrar a nuestro equipo Los Illuminati, wtf.

Justo cuando estábamos jugando, entró un hombre dientón vestido como oficinista: camisa amarilla de rayas, pantalones caqui y zapatos de pico. Muy parecido a Nelson Muntz de los Simpsons…

El líder hizo pública su intención de asaltarnos —por supuesto, sin secuestrarnos o matarnos—, aclaró.  Yo no pude hacer más que mirarlo de los pies a la cabeza pensando: "¿Será cierto o no?". Nadie se espera que suceda algo así en plena clase y de día.
Su mano, justo a la altura del cinturón, sostenía una pistola medio descarapelada  que se veía bastante vieja, aunque real. En cuanto vi el arma entendí que realmente sí estaba sucediendo, no era mi imaginación. Mi compañero de equipo reaccionó diciendo: “Es broma obvio”. A lo que el asaltante respondió con un cachazo en la cabeza que le abrió una herida considerable: “qué broma ni qué nada pendejo”. La sangre saltó.

Mientras el puberto adicto a los videojuegos sangraba de la cabeza (cual Carrie en la escena del prom) las demás personas del salón empezaron a esconder sus cosas, yo los caché. En vez de pensar en su seguridad, su primera reacción fue proteger sus celulares. Es irónico cómo funciona nuestra escala de valores bajo estas circunstancias.

El maestro se pegó al pizarrón y le dijo al asaltante “tranquilo, tranquilo, te vamos a dar todo”, mientras escondía su mochila debajo de la mesa. La niña Peña Nieto comenzó a llorar, el ratero le quitó sus dos celulares, el personal y el de la oficina; en cuestión de segundos tenía el rimel corrido por toda la cara. Se veía muy dramática. El nerd me echó una mirada de complicidad como diciendo “estamos juntos en esto”.

Durante esos minutos el asaltante comenzó a enfurecer porque no estaba recibiendo lo esperado. Así que le pidió su celular a mi compañero de equipo aunque se estaba desangrando. El pobre puberto estaba tan asustado y tan lleno de sangre que era incapaz de reaccionar. Sólo temblaba como maraca y veía su sangre correr. De hecho tenía el celular en la mano, pero era tan fuerte el estado de shock en el que estaba que no podía darlo. Ante esta situación decidí sacar mi celular de la bolsa y dárselo al asaltante para tranquilizarlo. No quería que mi vida corriera ni el más mínimo riesgo.

A punta de pistola y después de agarrar algunas cosas de valor, el hombre panzón nos llevó al salon New York: “camínenle, camínenle, métanse a este salón con todos; cuidadito y hacen una pendejada. Uno de sus compañeros ya se está desangrando, así que más vale que nos dejen apurarnos o se les va a morir aquí mismo”. La escena era fuerte: señoras, chavitos y personal de la escuela se encontraban tirados en el piso amenazados de rodillas. Éramos unos veinte máximo. La administradora pegaba de gritos: “Mi laptop, mi laptop, ¡me costó 14 mil pesos, por favor no me la quiten!”. Era la que estaba reaccionando más loca. Sin más, me tiré al piso como todos, me hice bolita y me cubrí la cabeza por si se armaba una balacera. Hasta ése momento comencé a pensar lo peligrosa que era la situación. No me había caído el veinte: mi vida dependía de la reacción de otros veinte desconocidos que no sabía si alguno podía tener complejo de superhéroe o algo por el estilo. Los asaltantes hablaban entre ellos, eran tres; se decían "perro" de cariño. Su objetivo principal era la caja de pagos de la escuela. Pero lo que no sabían los muy pendejos es que ése día no era día de pago. Así que siguieron buscando salón por salón a ver qué más se encontraban.

Los salones tienen una pared de cancel de aluminio con vidrio. Lo que nos permitía, --aunque encerrados--, ver todo lo que sucedía afuera. No dejaron a nadie vigilándonos. Todas las víctimas comenzaron a conspirar y a decir estupideces: “Puta madre, mi celular nuevo”, “llamen a la policía, yo echo aguas”, “voy a salir, no permitiré que se lleven mi laptop”, “memoricen bien las caras de estos tipos” y hasta uno que otro Padre nuestro se escuchaba por ahí. Nadie se preocupó por el adolescente sangrando o porque no se armara una balacera entre policías y asaltantes. A mi me tenía aterrada que llamaran a la policía. Donde uno de los asaltantes entrara y cachara al güey que estaba hablando algo muy grave podría suceder. Pero no les importó y enviaron mensajes de texto pidiendo auxilio a un número que existe para reportar emergencias sin necesidad de hacer una llamada.

En este momento de mi vida ando en mi fase muy chamánica post ayahuasca, así que me dije a mi misma: “Vete a otro lugar, tu espíritu no está aquí, no permitas que te roben tu paz”. Cerré los ojos, repetí un mantra y me fui de ahí mentalmente en lo que algo sucedía. Por supuesto nadie se atrevía a salir y no estábamos seguros si la puerta estaba cerrada con llave.

Después de media hora aproximadamente de incertidumbre comenzamos a oír unos radios, pensamos que ya habían llegado más asaltantes. Pero no, era la policía entrando a la institución. Hubieran visto la escena que vi a través de las puertas de vidrio del salón: dos policías de no más de 1.60, gorditos, con trajes azul percudido, pistola en mano, caminando con cautela, haciéndole a la mamada protegiéndose de muro en muro, como si realmente supieran lo que estaban haciendo, dizque para dar con los delincuentes. Obviamente los rateros ya se habían ido.

Los policías nos abrieron la puerta y preguntaron si había alguien herido. Hasta ése momento todos recordamos al niño sangrante. Entre varios lo cargaron y lo sacaron de ahí.  
Salimos del salón y unos comenzaron a llorar, otros compartían puntos de vista. Yo fui a ver si mi bolsa estaba por ahí o se la habían llevado los rateros, --gracias a quién sabe qué dios, la encontré, no se la llevaron--. Solo me quitaron el celular que yo les di. Después de tal situación lo único que quería era irme a mi casa. Estaba muy malviajada, era la cuarta vez que me asaltaban en un periodo de tres años.

Después de que los policías realizaran sus investigaciones todos los afectados tenían un bolillo gigante en mano. El dueño tuvo "la amabilidad" de darnos panes para que no nos diera diabetes, según él. Esa fue su forma de resolver el asunto...
Yo al día de hoy considero que mi seguridad dentro de sus instalaciones era su responsabilidad y que él es culpable por todo lo sucedido. Por no invertir en un sistema de protección antiasaltos. 

El niño descalabrado se fue en una ambulancia. Sé que sobrevivió. Aunque su revista de videojuegos se quedó tirada en el piso llena de sangre. Yo no les acepté el bolillo y estoy exigiendo el reembolso de mi inscripción. Duré sólo un mes en sus clases. Sus maestros son malísimos, más de cuatro tienen un inglés lamentable y los "horarios flexibles" que ofrecen no existen. Mi nivel, el cuarto, siempre estuvo disponible a las 4:30 de la tarde. Un horario imposible de acomodar si trabajas. Creo que por obligación moral deberían devolverme mi dinero. No les estoy cobrando lo que me robaron ni el trauma que sufrí, que ya es bastante.

Además, sé y me consta que la computadora de la contadora se la llevaron los asaltantes y quién sabe qué cantidad de información de todos los alumnos había ahí dentro. ¿Quién garantiza la privacidad de mi información? 

Al llegar a casa conté mi historia en un estatus de Facebook. Sin afán de chisme, solo de manera informativa y para que mis más cercanos supieran que estaba sin celular. Como respuesta recibí más de 60 mensajes privados de amigos y conocidos que me trataban de confortar ante la terrible situación. Pero sus mensajes en vez de resultar un consuelo se convirtieron en un historial de robos en la ciudad de México que terminó por robarme la poca paz que me quedaba. Todos y cada uno de ellos me narraron anécdotas de delincuencia terribles: robos a casas, cuchillos en el metro Chapultepec, asaltos en plena conferencia de prensa en Soma, secuestros expres, extorciones telefónicas, robos de autopartes, intentos de abusos sexuales por parte de las autoridades, robos masivos de celulares en conciertos, coches nuevos que son robados saliendo de la agencia, etc, etc etc.

Según el periódico El Universal la delegación Cuauhtémoc concentra la mayor tasa delictiva del DF. Osea que vivir en "la Condechi" ya no te salva de nada, por lo contrario. 

Así las cosas de terribles en la ciudad. Ahora el dilema es irse o quedarse…

Texto para Vice México ----> aquí el link y el texto original http://www.vice.com/es_mx/read/me-asaltaron-en-plena-clase-de-ingles


Objeto de deseo: ¡Viva Milkbbi!

Hay un chavito americano que se llama Justin Wallis alias Milkbbi. Es un ilustrador maravilloso que vive en un mundo de sueños y cositas felices lleno de detalles y diversión. Comenzó haciendo dibujos de cosas de la vida cotidiana y los compartía vía Facebook, hasta que se empezó a hacer famoso y construyó su propia tienda online para que sus dibujos se convirtieran en objetos mágicos para los fanáticos de la onda cute.

En su sitio no solo encontrarás imágenes adorables de personajes, tamagochis, aliens, píldoras con carita, flores, corazones y munditos. También realiza unos gifs padrísimos que puedes compartir en tu Tumblr para que tu página se vea muy cool.

Los precios son accesibles, no es un manchado. A mi lo que más me gusta de él son sus playeras, los estuches para lápices con forma de celular y las planillas de estampitas.
No me extrañaría que después de ver su página acabes tatuándote alguno de sus dibujos.

  



Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

Superposiciones: Arte latinoamericano en colecciones mexicanas

¿De dónde parte la idea inicial para comenzar una colección de arte?, ¿qué determina la vinculación de una pieza con la otra? Y ¿quién dice que una obra está hablando del mismo tema que la otra? Aunque el curador juegue un papel primordial en el desarrollo de esta situación, los criterios artísticos personales del coleccionista son, a final de cuentas, los que escriben la historia de un acervo artístico privado.

Esta exposición juega con una visión bipolar: por un lado reúne a 12 artistas latinoamericanos con técnicas muy distintas para plasmar sus creaciones, pero vinculados por la época en la que se desarrolla su obra. Y por el otro, es la superposición de las cuatro colecciones de arte moderno más importantes, --ya sean públicas o privadas--, pero expuestas en un mismo espacio. Las colecciones que se presentan son las del Museo Tamayo, Museo de Arte Moderno, FEMSA y Colección Pérez Simón.

Durante el recorrido te podrás dar cuenta como la fama de un artista plástico depende del ojo de un coleccionista, o de la buena crítica de los involucrados en el mundo del arte. Hay piezas maravillosas y otras cuantas que no entiendes cómo llegaron-lograron estar ahí. El ojo clínico de quien tiene el dinero es lo que determina, de fondo y realmente, quién es bueno y quién es malo para hacer arte moderno. Seamos honestos. La vida bohemia es una moneda en el aire y habrá quien entre y habrá quienes no.

Me gusta que al fin se muestre el arte moderno, que ya está muy visto, desde otro enfoque; que permitan discutir y entender el arte latinoamericano desde otra perspectiva.
La curaduría corrió a cargo de James Oles y los artistas que participan son: Marcelo Bonevardi (Argentina), Claudio Bravo (Chile), Sergio de Camargo (Brasil), Arcangelo Ianelli (Brasil), Wifredo Lam (Cuba), Julio Le Parc (Argentina),Roberto Matta (Chile), Armando Morales (Nicaragua), Rogelio Polesello (Argentina), Omar Rayo (Colombia), Jesús Rafael Soto (Venezuela) y Joaquín Torres-García (Uruguay).

Hasta el 4 de octubre de 2015.

Museo Tamayo.




Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

Objeto de deseo: mascadas Centinelle

Cuando hablamos de mascadas el rey y señor es Hermes, durante años ha hecho las creaciones más hermosas en seda para vestir el cuello de las señoras millonarias. La buena noticia es que esos diseños caros e inalcanzables han inspirado a nuevos creadores accesibles y han dado frutos en el mundo alternativo proponiendo una nueva versión en mascadas.

Centinelle es una marca mexicana de mascadas para jóvenes con mucho estilo. No cualquiera sabe cómo usar y combinar un buen pedazo de tela decorado…
En su página puedes encontrar desde un diseño hecho con hongos y venados, hasta otro que involucra naves espaciales y gatos voladores. Me encantó por locochona. Además investigué y me di cuenta de que Cristina, la dueña, dibuja a mano cada uno de los prints que verás en sus telas. Todo el diseño es parte de su imaginación. Le gusta formar nuevos mundos coloridos, místicos y tiernos.  

Todas las mascadas son 100% seda y miden 90x90 centímetros. Cuestan 98 dólares, que para como está el dólar deben de ser unos 1700 pesos.

Visiten su página: http://centinelle.comhttp://centinelle.com



Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)

El ideal infinitamente variable de lo popular

No hay otro artista en el mundo del arte contemporáneo más auténtico que Deller. Tiene todas las cualidades que un ser libre puede poseer: es fiestero, no se toma enserio su papel de artista, improvisa, se burla de lo irónica que es la sociedad y sus temas de interés vinculan la escena raver, gay y punk; todo lo contracultural le interesa.

En esta exposición divertidísima montada para el Muac podrán ver, al fin, algo de arte que valga la pena y no la típica muestra aburrida que solo consiste en un cuarto vacío y una hoja de papel en blanco al final de ella. Esta muestra está dividida por distintas situaciones, videos, escenarios y hasta un performance en vivo (no videado).

En los videos Jeremy Deller se deja ver como un hombre que absorbe con naturalidad la cotidianidad para convertirla en todo un suceso artístico. Adora la naturaleza, así como también todo lo artificial de lo popular y creado. Sus performance callejeros sacan de la cotidianidad a muchos de los pequeños pueblos europeos para divertirlos y mostrarles una nueva visión sobre la naturaleza.

Su forma de acción es por medio de movimientos colectivos que surgen al interior de la esfera artística underground. Tiene una crítica fuerte para los medios de producción artística y el cerrado círculo del arte. No le interesa pertenecer ni simpatizar con, y eso es lo que lo ha hecho un gran artista.

Mi pieza favorita fue “Tantas maneras de hacerte daño (Vida y obra de Adrian Street), 2010”. En ella retrata la vida de un luchador profesional travesti, quien proviene de una familia de mineros de carbón. Un personajazo. La pieza consta de un video en el que se puede ver a Adrian en el ring haciendo de las suyas, toqueteando a los demás luchadores para poner a prueba su homofobia y su resistencia al contacto entre hombre y hombre. Además se acompaña de una pintura gigante del luchador junto con una pirámide y un hombre azteca.

Vale muchísimo la pena visitar el Muac ahorita que tiene esta exposición. Es llevadera, fotografiable y divertida. Muy actual. Me parece que será recordada en la historia de las mejores que ha habido en este recinto.

Hasta el 7 de febrero de 2016.





Texto para el periódico MásPorMás. Léanme ahí todos los martes y jueves ;)